declaración de impuestos

La temporada de declaración de impuestos puede ser una época estresante del año para todos los empleadores y empleados, pero especialmente para los autónomos, que en su mayoría están a cargo de todos sus propios gastos y subvenciones. A lo largo del año, has tenido que realizar un seguimiento de todos los gastos, grandes o pequeños. Y ahora es el momento de organizarlos y archivarlos. ¡Esto no tiene por qué ser un desafío! Aquí hay cinco consejos que te ayudarán a prepararte para la época de declaración de impuestos y, con suerte, aliviarán algunas de las preocupaciones que pueden surgir.

1. Conoce tus ganancias

Lo primero que necesitarás tener un control sólido son tus ganancias totales para el año financiero. Debe poder realizar un seguimiento de cada centavo de lo que ganó para que tu contador pueda evaluar con precisión tus requisitos fiscales. Mantén un registro actualizado de tus ganancias por fecha para que cuando llegue la temporada de impuestos, estés listo. Prepararte para la temporada de declaración de impuestos es un proceso que dura un año, así que comienza a realizar un seguimiento de tus gastos para el próximo año fiscal lo antes posible.

2. Controla tus gastos

Al igual que con tus ingresos entrantes, también deberás conocer tus gastos salientes. A veces, esto puede ser más desafiante para los autónomos, ya que puede haber muchos costos ocultos que es posible que no consideres inicialmente como gastos comerciales. Dependiendo de la naturaleza de tu trabajo, cosas como Internet, tu teléfono e incluso la electricidad pueden considerarse gastos comerciales. Los tramites autónomo basado en vehículos, en particular, tiene muchos costos asociados. El costo de funcionamiento de los vehículos, el combustible y las primas de seguros son ejemplos de posibles gastos aquí. Las aplicaciones, como un rastreador de kilometraje, pueden ser útiles para monitorear el uso del vehículo, lo que puede facilitar un poco este esfuerzo.

3. Comprender las deducciones

Las deducciones pueden ser complejas. Si bien tu contador ciertamente puede aconsejarte lo que puedes y lo que no puedes enumerar como deducción. Es una buena idea tener tu propia comprensión del asunto. Este conocimiento será invaluable cuando llegue el momento de los impuestos. Te ayudará a asegurarte de que no se estás perdiendo ninguna deducción fiscal potencial.

4. Organiza tus cuentas

Es fundamental que organices tu información para que sea más fácil en la época de declaración de impuestos y subvenciones. Mantener registros detallados es crucial para las empresas, e implementar un sistema de organización sólido es clave para asegurarte de que todo permanezca en su lugar. Hay muchos programas que te ayudarán a organizar tus finanzas y mantenerlas todas en un solo lugar. Investiga un poco y estarás organizado en poco tiempo.

5. Planifica con anticipación

Si hay algo con lo que puedes contar, es que la temporada de declaración de impuestos y subvenciones ocurre todos los años. Aprovecha esta certeza y planifica con anticipación. Asegúrate de tener a mano toda la información anterior antes de la hora de impuestos para evitar la necesidad de apresurarte y localizar el papeleo relevante en el último minuto. Esto no solo puede aumentar tus niveles de estrés. Sino que también corres el riesgo de perder información importante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *